WEB OFICIAL DE BRAVOS DE MARGARITA

Ávila, ¡bravo!

AFP
AFP

Por Prensa Bravos de Margarita

Después de su apertura del pasado sábado 6 de abril para la sucursal Doble A de los Padres de San Diego, Pedro Ávila dejó la puerta abierta para un ascenso cercano al big show, pero nunca se imaginó que fuese en menos de una semana. El derecho, reserva de los Bravos de Margarita, fue llamado para iniciar las acciones del jueves en Chase Field contra los Cascabeles de Arizona y no falló.

En cinco episodios y un tercio de labor, el caraqueño de 22 años de edad oficializó su debut y se adueño del número 396 en la lista de los venezolanos con participación en las Grandes Ligas. Permitió cuatro hits, una carrera, limpia, dos boletos y cinco ponches, dando a entender que la confianza “brava” expuesta en la LVBP durante su campaña de estreno (2018-2019) sigue siendo su carta de presentación.

“Llegué con la mentalidad de disfrutar el juego pase lo que pase, esté donde esté. Esto [el llamado a MLB] es algo único para mí y hay que disfrutarlo”, relató el diestro a través del hilo telefónico con el departamento de prensa del conjunto insular, con quienes dejó 1-0 y 0.89 de efectividad en la zafra anterior. “Ha cambiado mi modo de ver el juego, mi madurez, y estoy listo para aportar mi granito de arena”.

La experiencia adquirida en el torneo local influenció su desempeño óptimo en la Liga del Cactus (0-0, 2.70) y el mánager Andy Green no dudo en traerlo a su quinteto, responsabilidad que el joven curita asumió con entereza gracias a la credulidad en sus envíos y posterior capacidad de retiro.

“Tuve mucha confianza en mis pitcheos, a partir del segundo inning se me quitaron los nervios, esa ansiedad con la que salí. Creo que puedo aportar mucho en esta rotación. Me siento capaz de hacer un buen trabajo, junto a mis otros cuatro compañeros”, aseguró el lanzador debutante que a partir del segundo tramo retiró a doce bateadores en fila.

Ávila parecía encaminado al debut soñado, pues salió con la pizarra 3-1 a su favor y el triunfo le sonreía, sin embargo, el bullpen no pudo contener la ventaja y terminó sin decisión, pero festejando la victoria de San Diego 7-6, para mantenerse líderes en el Oeste de la Liga Nacional.   


TWITTER

Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad