WEB OFICIAL DE BRAVOS DE MARGARITA

Ramón Flores y Pabel Manzanero con los Bravos

Prensa Bravos de Margarita
Prensa Bravos de Margarita

Por Prensa Bravos de Margarita | David Nilo

Cuando restan menos de dos meses y medio para que inicie la temporada 2018-2019 del béisbol profesional venezolano, los Bravos de Margarita adquirieron al jardinero Ramón Flores y al cátcher y primera base Pabel Manzanero de los Tigres de Aragua por Omar Narváez (C) y José Enrique Martínez (PD).

El alto mando del equipo de la isla tenía como prioridad sumar al roster a un bateador zurdo y no desaprovecharon la oportunidad de traer a Ramón Flores de 26 años, quien tiene cinco temporadas de experiencia en LVBP, todas con los aragüeños, promediando .301 (511-154), con 26 dobles, siete triples, siete jonrones, 73 empujadas, 78 anotadas en 151 juegos.

Ahora mismo, el nativo de Barinas, está viendo acción en la Liga Independiente “Atlantic League”, que es la de mejor calidad, con el equipo Somerset Patriots y después del duelo de este martes, acumula .262 de promedio al bate (84-22), con cuatro dobletes, tres cuadrangulares, nueve remolcadas, 13 anotadas en 20 choques.

Ramón Flores también cuenta con experiencia en las Grandes Ligas, jugando en el 2015 con los Yankees de Nueva York, en el 2016 con los Cerveceros de Milwaukee y en el 2017 con los Angelinos de Los Ángeles. Este año comenzó con los Medías Rojas de Boston en AAA antes de pasar a la Liga Independiente.


Prospecto bateador

En esta transacción con los Tigres, también llegó a los Bravos el prospecto Pabel Manzanero de 22 años, quien todavía no debuta en la LVBP y ahora mismo juega en la liga de novatos “Pioneer League” con el equipo Billings Mustangs filial de los Rojos de Cincinnati. 

El cátcher y primera base oriundo de Palo Negro (Aragua) en 39 juegos de esta temporada, está bateando .319 (141-45), con ocho dobles, cinco cuadrangulares, 24 empujadas y 18 anotadas en 39 compromisos. Vale destacar, que desde el 2013 es jugador profesional.

Para lograr este cambio, los margariteños entregaron al receptor Omar Narváez, quien únicamente jugó 13 duelos con el equipo en la campaña 2015-2016 y al lanzador derecho José Enrique Martínez, de 19 años, quien no debutó con los Bravos.

Al lograr este cambio, Yves Hernández Gerente General de los Bravos manifestó: “Necesitábamos un bateador zurdo y se nos presentó la posibilidad con Ramón Flores y lo decidimos de una vez. Es joven, con experiencia aquí y en las Grandes Ligas y se puede adaptar muy bien a lo que tenemos y queremos. Estamos seguros que su aporte a los Bravos será muy valioso. Sobre Pabel Manzanero puedo decir que es muchacho con buena proyección al ser un bateador de fuerza. Es una pieza importante para unirla a nuestros jóvenes y así seguir desarrollando el talento de los Bravos. Nos puede ayudar detrás del plato y en la primera base en el inicio de la temporada”.  


TWITTER

Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad